EpsilonTec

blog

Periodistas y community manager

¿Es un periodista el ‘community manager’ perfecto?

¿Quién es el perfecto profesional para poner al frente de tus redes sociales? En este mercado aún bastante reciente, los estudios profesionalizados en community management tienen pocos años y los primeros que se vieron delante de los nuevos canales de información fueron, precisamente, quienes más sabían de eso. Aquellos que venían del mundo del periodismo. Sin embargo, ¿son los periodistas en redes sociales la mejor opción para gestionar las cuentas de las marcas?

Se trata de un debate complejo y en el que muchas opiniones son contrarias, pese a que todas puedan tener su parte de razón. Es cierto que un periodista puede ser un gran comunicador en redes sociales, pero eso no significa que cualquier reportero pueda valer para ello. O que solo los licenciados en comunicación puedan acceder a estos puestos de trabajo.

La gestión de redes sociales necesita, sin duda, de una parte de organización muy importante. De hacer calendario y de llevar un seguimiento, también de saber interpretar números y publicaciones. Hay que leer métricas y tener conocimientos o instinto en marketing. Sin embargo, eso no es quizás lo más importante para este trabajo.

Lo que puede hacer que cuentas de Facebook, Instagram, Twitter u otras redes sociales lleguen muy lejos no es la gestión rutinaria de sus community manager. El secreto reside en la gracia que tengan las publicaciones, lo incisivas que sean y lo que logren despertar en la audiencia. Y, en muchos casos, eso sí puede hacerlo un periodista.

El derrumbe de la labor periodística ha llevado a muchísimos profesionales y recién licenciados a refugiarse en la profesión de community manager. Pero eso no significa que sean los mejores expertos.

 

Pros y contras de los periodistas en redes sociales

 

Contar con un periodista al frente de las redes sociales de una marca puede ser un acierto… o no. Si bien los profesionales de la comunicación pueden ser excelentes expertos para resumir en un tuit o en un post lo que queremos transmitir, también es posible que no se sientan identificados con el proyecto de la marca.

Fuente: @bm_spain

Un ejemplo es que un periodista anteponga su juicio y sus ideales a las necesidades reales del proyecto ante el que se ponga delante. Twitter es, por ejemplo, la plataforma favorita de muchos periodistas. En algunos casos, algunos reporteros convertidos en community manager han tratado de insistir en esta plataforma a marcas que no tenían muchas opciones en ella, dejando de lado esas redes donde podían ser fuertes.

Pero, en otros casos, muchos periodistas en redes sociales han sido capaces de mover a comunidades gracias a saber indagar, ir más allá y llegar al fondo de una cuestión. Así que, como casi siempre, depende mucho de cada perfil. A rasgos generales, ¿cuáles son los pros de un experto en periodismo al frente de un proyecto de redes sociales?

  • Los periodistas son creativos. Y en redes sociales, es importantísimo destacar en ello y saber comunicar con estilo, gracia y agilidad. La corrección y la formalidad no son características necesarias, sino enganchar a los seguidores.
  • Escribir bien es algo imprescindible en redes sociales. Y nadie puede negar al mundo del periodismo que de él salen grandes profesionales en esto de darle a la tecla.
  • Los expertos en redes sociales siempre se están moviendo, adaptando a cada nueva situación. El periodista conoce bien ese terreno, ya que ha ido adaptándose a la nueva situación en el mundo de la información.
  • Son ágiles y se adaptan rápido a todo tipo de situaciones. Pueden interpretar situaciones clave en un instante.
  • Universalización y abstracción. Dos características que se enseñan en todas las facultades de comunicación. Y dos que los periodistas son capaces de llevar muy bien para un tuit o un post que requiera menos y mejores palabras.
  • La actualidad gusta mucho a los periodistas y se sienten cómodos en la cresta de la ola. Como ocurre en las redes sociales.

Dicho de esta manera, los periodistas en redes sociales pueden lucir como la mejor opción para nuestro proyecto de comunicación. Y es así en muchos casos. Pero, ¿qué tienen en contra?

  • Los periodistas suelen ser idealistas. Muchos se sienten atraídos por la información para poder cambiar el mundo. No se sienten cómodos trabajando para según qué proyectos privados, y pueden ver el operar en una empresa como una traición a sus ideales.
  • Tienen poco compromiso con el contenido tal y como lo entendemos en redes sociales. Ellos quieren hacer artículos, y eso en muchas ocasiones es lo contrario al contenido que puede necesitar una marca en según qué momento.
  • Si bien un periodista puede ser un gran community manager para un medio de comunicación, esa misma tarea puede sobrepasarle si ha de trabajar para una empresa que no le atrae: y a veces ni con dinero puede sentirse atraído por dicha compañía.
  • El periodista moderno es capaz de adaptarse mejor, pero aquellos que eran de libreta, teléfono y calle se sienten poco cómodos en los nuevos medios digitales.

La conclusión que tenemos es que los periodistas en redes sociales pueden ser los mejores profesionales en algunos proyectos, pero no en todos. Mejor que sean reporteros de nueva generación, acostumbrados a trabajar de manera multimedia y fascinados por la comunicación 2.0. Y es que las cualidades de un gran experto en comunicación que necesitamos en redes sociales -frescura, dinamismo, creatividad y genio con las palabras- podemos encontrarlas también en muchos profesionales del marketing, la publicidad o en aquellos que tienen don de gentes.



No Comments