EpsilonTec

blog

Alma en redes sociales

Marcas con alma en redes sociales: pasa de decir algo a hacerlo

En redes sociales también hay que pasar a la acción. Porque hay ocasiones en las que contar algo puede tener menos fuerza que directamente protagonizarlo. Sobre todo si hablamos de acciones sociales y de responsabilidad social corporativa. Una forma muy efectiva de que a tus productos se les reconozca una implicación con el medio ambiente, con la solidaridad o con otro tipo de motivaciones sociales. Y eso nos puede convertir en marcas con alma.

Por ejemplo, si en nuestro canal pedimos en verano a nuestros seguidores que no tiren residuos al mar, ¿por qué en lugar de ello no nos metemos de lleno en la causa y creamos una acción social de limpieza de las playas? Eso sí sería pasar de contar algo a hacerlo.

Es lo que podemos conocer como un paso del storytelling al storydoing. De contar una historia a protagonizarla. Pero, primero de todo, ¿qué significan ambos conceptos?

El storytelling es contar una historia de forma interesante. La creación de una narración en una atmósfera en concreto que enganche a quien la consuma. En marketing se considera que es necesario conectar con tus usuarios a través de una historia, con personaje y trama. Se trata de conectar emocionalmente con tu público. Que lleguen a sentir lo que quieres transmitir. Por eso siempre decimos que es muy importante centrarnos en los contenidos que ofrecemos. Un inciso: en marketing digital, el storytelling no es solo contar una historia, sino llegar a implicar los valores de la marca en ella y transmitir sensaciones.

El storydoing, por su lado, es lo que muchos consideran como la evolución natural del storytelling. El paso de contar una historia a vivirla. Un concepto que está gustando mucho dentro del marketing digital.

Para vivir una experiencia y que hablemos en realidad de storydoing no basta con apostar por patrocinios o contratar influencers. Esa es otra estrategia que puede darnos muy buenos resultados, pero no es pasar a la acción. Cuando hablamos de vivir una historia para convertirnos en marcas con alma hemos de participar de manera activa. ¿Cómo? Creando algo que vaya directamente con tus valores.

Y si, además, logramos que en dicha acción se impliquen nuestros usuarios, conseguiremos uno de los mejores logros del storydoing: que nuestros usuarios se conviertan en embajadores de marca.

¿Suena complicado? Te ofrecemos ejemplos para dejártelo más claro.

 

Apuesta por causas sociales y conviértete en una marca con alma

 

Si queremos empezar una estrategia en storydoing y pasar a la acción, las causas que están relacionadas con el medio ambiente y la solidaridad son de las más bien recibidas. Pero siempre hay que buscar un equilibrio en las actividades que queremos protagonizar. Por ejemplo, si somos una marca de alimentación, la lucha contra la desnutrición o apostar por una mayor información alimentaria son alternativas en la línea de la marca.

El caso de Agua Lanjarón, que presentamos en la imagen superior, es totalmente representativo. Al tratarse de una marca de agua embotellada mineral y de reconocida calidad, apostaron por mejorar la calidad del medio ambiente marino. Con #proyectolanjaron se centraron en el medio ambiente, una de las causas de responsabilidad social corporativa que mejor respuesta tienen.

Una forma de conectar con tus usuarios y de que te consideren una marca con alma es precisamente apostar por acciones RSC, de responsabilidad social corporativa. Y un ejemplo claro es que acabamos de ver con Lanjarón.

Es importante no confundir las acciones RSC con las causas sociales. Porque las acciones sociales son más un recurso de las compañías que se ofrece a organizaciones sin ánimo de lucro o a comunidades para mejorar la vida de los seres vivos, en general: donar dinero a una ONG puede ser un ejemplo, así como promover la educación o donar alimentos son acciones sociales muy habituales.

En cambio, la Responsabilidad Social Corporativa o Empresarial y sus acciones están enfocadas dentro de una estrategia empresarial, están atadas a su propio plan de marketing. Se trata de localizar las preocupaciones de los grupos de interés que hay entre los posibles usuarios de un producto -o incluso sus trabajadores o las personas que viven donde operan- para poner en marcha operaciones que vayan en su interés.

Para explicarlo de manera más clara, se trata de ofrecer un beneficio que tus posibles consumidores, trabajadores o seguidores desean. A los consumidores de productos de alimentación orgánica les puede interesar y mucho una causa social enfocada a mejorar la salud alimentaria.

Estas acciones de Responsabilidad Social Corporativastorydoing no pueden encargarse a alguien de manera externa, como puede ser una ONG, sino que al menos en una parte la compañía ha de tomar cartas, pasar a la acción. Se ha de pensar en crear un compromiso que, a la larga, reportará beneficios a las empresas.

Convertirse en una marca con alma al desarrollar acciones sociales en las que la compañía pase a la acción es una estrategia ganadora, que ha de elaborarse de manera eficiente y pensando en ofrecer a los posibles usuarios de nuestros productos aquello que desean.



No Comments