EpsilonTec

blog

Fatiga de las redes sociales

Fatiga de las redes sociales, lo que debes saber sobre ello

El concepto no es nuevo. Desde hace muy pocos años se conoce lo que denominamos la fatiga de las redes sociales. Un trastorno que afecta a buena parte de los usuarios en el mundo de las comunidades online. Un dato: según un estudio elaborado en Hong Kong, un 15% de las personas a las que se les cae el teléfono sufren un aumento cardíaco debido al temor a estar alejado de las redes. Todo ello debido a la fatiga social, el problema de sentirse excesivamente conectado pero no saber salir de ello.

Las notificaciones en los teléfonos, las ventanas que aparecen en los ordenadores, los tonos, las constantes actualizaciones. Si usamos varias redes sociales y tenemos todas las notificaciones conectadas y permitimos que nos avisen de manera intrusiva, podemos llegar a sufrir esta fatiga de las redes sociales. El término fue acuñado en Estados Unidos hace casi tres años, pero sigue muy vigente hoy en día.

¿Qué es la fatiga social? Se trata de un trastorno por estar demasiado tiempo conectado a las redes sociales, tratando de contestar cada comentario o mensaje, y dejando de lado nuestro día a día. Ello puede producir síntomas como:

  • Irritabilidad al ver una lista de notificaciones a contestar o revisar.
  • Ansiedad si nos alejamos del teléfono.
  • Falta de concentración en tareas alejadas de las redes sociales.

Al juntarse estos síntomas y otros similares, muchos usuarios sienten la necesidad de desconectar. Esto es lo que se conoce como fatiga social, el estado mental en el que un internauta siente estrés o malestar al ver que su vida online le quita demasiado tiempo y esfuerzo.

Hace un par de años se pensaba que poco a poco veríamos un descenso en el uso de las redes sociales debido a esta fatiga, pero ha seguido en aumento. Y ahora, en cambio, de lo que se habla es de una necesaria desintoxicación en casos de personas que no pueden vivir fuera de las redes.

Sin embargo, hay un dato que ha vuelto a poner de relevancia la fatiga social. Por primera vez, Facebook pierde usuarios. Y eso nos hace pensar si, finalmente, este cansancio de las redes sociales es real o simplemente que el algoritmo de visualización en la principal red social ha cambiado la forma en que se interactúa en la red.

 

¿Cómo combatir la fatiga de las redes sociales?

 

El uso de las redes sociales no es negativo y tiene muchos puntos a favor. El problema aparece cuando nos roban tiempo, nos crean ansiedad o nos producen irritabilidad. Todo eso puede aparecer en Internet. Así que hay que tener en cuenta esta fatiga social para que no nos afecte en nuestro día a día. A veces, desconectar es positivo.

¿Qué podemos hacer para que nuestra experiencia en redes sociales sea positiva y no nos cree problemas?

  • Mucho cuidado con estar en demasiadas plataformas. Facebook, Twitter, Instagram, Linkedin y tres aplicaciones de mensajería puede ser demasiado. Sobre todo si tenemos constantes actualizaciones.
  • Sigue solamente a las personas que te aporten algo. Abandona los portales agregadores de noticias que solo buscan que pulses en sus enlaces y olvida a aquellos que actualizan demasiado.
  • Personaliza la forma en que recibes las notificaciones. Si trabajas en tu ordenador, desactiva las alertas y recibe notificaciones solo cuando quieras invertir un rato en redes sociales. Que no te distraigan de lo importante.
  • Ponte un horario para las redes sociales si crees que pasas demasiado tiempo en ellas. No estés constantemente mirando las actualizaciones, mejor dedica unos minutos estipulados a las horas concretas. Lo disfrutarás más.
  • Ten cuidado con los trolls. No entres al trapo de aquellas personas que solo se dedican a despotricar en las redes sociales, pasa de ellos y se cansarán. No dejes que la mala sangre de algunos te afecte.

Las redes sociales son relativamente jóvenes. En España, hace solo una década que empezaron a popularizarse. Así que es pronto para ver si la fatiga de las redes sociales es solo el inicio de una progresiva desconexión. O, más bien, el uso que se hace de cada plataforma se racionalizará y, en un futuro próximo, las redes estarán aun más implementadas dentro de nuestras vidas.



No Comments