EpsilonTec

blog

Tik Tok la red social más popular entre los jóvenes

En los últimos años TikTok se ha desatado como una nueva moda digital entre los más jóvenes. Esta red social creada por una empresa china (la primera app de esta índole que procede del país asiático) está destinada a un público hasta ahora olvidado.  Se trata de los llamados “post-millenials” y “post-generación z”, es decir los nacidos a partir del 2003. Hablamos de chicos y chicas que han crecido junto a los móviles, ordenadores y videoconsolas que ya disponían en sus hogares y que les ha permitido conectarse a internet desde sus primeros años de vida.

Su evolución en el último año ha sido mayúscula.  Sus usuarios se han multiplicado por cinco en apenas doce meses, llegando a quinientos millones de usuarios. Esta progresión seguirá en ascenso y amenaza con situarse a la altura de sus hermanas mayores, Facebook, Youtube o Twitter.

De hecho, TikTok tiene una especial conexión con el resto de las redes sociales, puesto que permite integrar en todas ellas pequeños vídeos.  Parte de una base sólida, puesto que la empresa china ByteDance adquirió hace apenas dos años la aplicación Musica.ly que precisamente estaba destinada a adolescentes. Más tarde, en 2018 logró fusionarla con su Douyin, la precuela de TikTok en China donde actualmente se denomina de esa forma.

Dichos vídeos presentan la particularidad de un enorme abanico de modificaciones, con filtros, efectos y añadidos que marcan la diferencia frente a otras aplicaciones de edición. Pero su principal éxito ha sido la citada integración con los otros gigantes de la comunicación en internet. La posibilidad de compartir contenidos en plataformas con Instagram multiplica su alcance tanto en reproducciones como en usuarios únicos. Los usuarios suelen grabar en su mayoría bailes o playbacks de los temas musicales más populares del momento. El objetivo es ofrecer un nuevo espacio en internet dinámico, fresco y divertido para los más jóvenes.

Uno de los factores que ha provocado el brutal seguimiento por parte de estas chicas y chicos, es huir del mundo adulto, ya sean familiares o tutores. Atendiendo a la evolución de redes como Facebook, hemos podido comprobar como a medida que los antiguos usuarios se hacían mayores, sus hijos buscaban alternativas digitales para relacionarse sin la presencia de sus padres. De ese modo se popularizaron otras redes secundarias como Snapchat y ahora le ha llegado el turno a TikTok. El patrón es el mismo, pero los peligros también. El riesgo en internet para los adolescentes siempre está presente en determinadas situaciones que en muchos casos tendrán dificultades para poder gestionar.

Si trasladamos este impacto a números reales, vemos que TikTok ha logrado adelantar en el pasado año a Facebook, Youtube y Whatsapp en ese rango de edad de entre ocho y dieciséis años. Esto ha hecho saltar las alarmas en los organismos de protección de consumidores digitales, puesto que se confirma la apertura de un nuevo frente de atención en un sector muy sensible.

Pero no podemos hablar de una aparición casual o inesperada. TikTok, como el resto de los fenómenos sociales, tanto digitales como físicos, es fruto de estrategias altamente estudiadas. La publicidad masiva en Facebook y Youtube actuó como gancho ante este público, utilizando además a influencer o personajes famosos para captar su atención. Cantantes, presentadores o celebrities como las hermanas Kardashian popularizaron su imagen a nivel global.

Evidentemente este movimiento digital también ha impactado en España situándose en los primeros puestos en descargas.  Su distribución es llamativa, puesto que el volumen de usuarios se concentra principalmente en el rango entre los diez y los once años de edad, codeándose con Instragram, Youtube o el conocido videojuego Fortnite.  Por debajo de esas edades sus usuarios se reducen a un tercio y por encima tienden a desaparecer. En cuanto a tiempos se presenta una dedicación que ronda los treinta minutos, con una interacción muy alta. Esto implica miles de videos, comentarios y mensajes.

Y es que precisamente la búsqueda de esa interacción es el arma de retención para el público preadolescente. La necesidad de obtener reconocimiento digital les hace centralizar sus esfuerzos en TikTok, destacando cuentas que acumulan millones de fans como Mónica Morán, Laura López o las hermanas Aitana y Paula Etxeberría. Estamos sin duda ante un nuevo giro en las redes sociales que ya está presente en nuestro país y está llamado a ser un punto de inflexión en el uso de internet por parte de los más jóvenes de la casa.



No Comments