EpsilonTec

blog

Copiar en redes sociales

No copies a tus competidores en redes sociales… pero síguelos muy de cerca

En el mundo está muy claro eso de que si algo funciona, lo mejor que puedes hacer es copiarlo. También que todo está inventado y que, hagas lo que hagas, siempre alguien habrá inventado algo similar. Asimismo, se dice que un innovador no inventa, sino que coge retazos de aquí y allá y que, copiando, crea algo propio. Nosotros no seremos quienes os digan si tienen razón o no, pero sí podemos afirmar que copiar en redes sociales no es lo más oportuno.

Al menos, copiar por lo que se entiende el plagio más puro. Luego podremos entrar en detalles, pero eso que hacen -o hacían hace unos pocos años- las compañías de telefonía chinas al plagiar todo de los iPhone o de los gama alta de Android para vender lo mismo a otro precio es algo que, en redes sociales, no te va a funcionar.

Ante todo, lo de copiar en redes sociales es una mala idea no solo por la falta de originalidad o la intentona por hacer trampas. Repetir lo que otro con éxito ha logrado es una mala idea en redes sociales porque, en realidad, nadie sabe bien del todo qué es lo que le funciona. Y además, ¿por qué lo que a otros les funciona puede funcionarte a ti?

Es obvio que en marketing digital siempre hay muchas ideas en las que puedes inspirarte, por decirlo de forma amable. Es más, en esto de saber cuándo copiar algo, hay mucho por decir. Por ejemplo:

  1. Copiar esta entrada en este blog. Eso puede ser una buena idea si tienes algo que aportar y solo te inspiras al ver la temática que se trata: que pienses que puedes dar una opinión propia sobre este tema o dar nuevas claves,  enfocándolo a tus seguidores. Esto sí puede ser una buena idea.
  2. Copiar esta entrada en este blog y pegarla igual en tu página. Craso error. Se coge antes a un mentiroso que a un cojo, y Google es muy bueno cogiendo cojos. No solo es que tus seguidores puedan darse cuenta, o que la fuente original lo vea y te señale, es que Google hundirá tu posicionamiento como tengas lo que se llama contenido duplicado, a menos que truques al sistema. Y atención, el buscador detecta si has cambiado palabras por sinónimos o tratas de camuflar tu copia con unos cuantos cambios.
  3. Copiar la estrategia de artículos en un blog de éxito no significa que vayas a lograr el mismo éxito. Y ahí es donde queríamos llegar.

En redes sociales, quienes quieren copiar a sus competidores de éxito siempre apuestan por copiar su estrategia de marketing. Y si hay algo que debe de ser personalizado y hecho al dedillo de lo que realmente necesitas, eso es tu hoja de ruta en tu plan de marketing. Si copias, te arriesgas a que todo salga mal.

 

¿Por qué no es una buena idea copiar en redes sociales?

 

Quizás el mayor problema a la hora de copiar en redes sociales es que lo debe desarrollarse es una estrategia de marketing, y eso ha de ser único, como hemos dicho. Puedes implementar ideas de otros, pero no lanzar lo mismo que los demás. Te lo detallamos:

  1. Nadie sabe realmente por dónde va el mercado. Reconozcamos una realidad: las redes sociales aún son algo muy nuevo. Y quizás desees implementar lo que otros hacen porque paree que sepan por dónde van, pero es muy probable que no sea así. También puede ser que el competidor al que quieras copiar esté copiando, ¿realmente quieres entrar en esa espiral?
  2. Por otro lado, no sabes qué está haciendo bien el perfil al que quieres copiar. ¿Son las entradas que sube en redes sociales? ¿Y si es la hora y la audiencia nicho lo que ha logrado que tenga más notoriedad? Y luego hay algo que es capital: muchas veces las páginas que parecen exitosas no lo son, porque solo han querido poder parecerlo y dar una imagen potente en lugar de hacerlo bien. A veces los que parece que lo hacen mejor luego son incapaces de conseguir ventas o lograr un tráfico de calidad.
  3. ¿Qué pasará si, realmente, estáis en otro ámbito de negocio? Una frutería puede tener un mercado muy diferente a la frutería que está vendiendo más. Para dejarlo más claro: si tienes una pequeña cadena de supermercados y quieres replicar el éxito de Mercadona te será imposible. Aunque vendáis lo mismo y estéis en el mismo tipo de mercado, vuestra estrategia tendrá que ser totalmente diferente. Y eso nos lleva a otro de los problemas de copiar en redes sociales: A veces, aquellos que tienen más engagement poseen un presupuesto mucho mayor.

Entonces, ¿qué podemos hacer en lugar de copiar en redes sociales? Simplemente desarrolla tu propia estrategia, aprende de los demás y usa las herramientas adecuadas.

Lo primero será que marques tu propio camino. Tu estrategia de marketing en redes sociales no ha de ser única en todo, pero sí ha de estar adaptada a aquello que realmente necesitas. Ajustada a tu presupuesto, a tus objetivos y al tipo de mercado donde estás, sin olvidar desde donde partes. Antes que darle vueltas a cómo puedes copiar mejor, prueba nuevas acciones. La mayoría serán un fracaso, pero si das con una buena ya habrá merecido la pena.

Aprende de los demás. Coge las ideas de aquellos que realmente hacen algo bien. Esta es la buena copia, la que se dedica a tomar prestado de aquí y de allá, para luego poner su granito de arena y lograr algo propio a base de alimentarse de los demás. No copies, pero coge ideas.

Y por último, usa las herramientas apropiadas. Por eso en Epsilon desarrollamos Icarus, nuestra herramienta de monitorización de redes sociales. Porque con ella puedes lograr ver qué es lo que funciona y lo que no, y analizar minuciosamente lo que pasa en las comunidades online. Porque no se trata de copiar en redes sociales, sino de entender qué es lo que realmente está pasando y qué es lo que funciona.

 



No Comments