EpsilonTec

blog

vero nueva red social

Vero, la nueva red social que quiere fusionar Facebook e Instagram

“Facebook es gratis y siempre lo será”. Si la red social más grande y popular no cuesta dinero, ¿tiene salida una plataforma que pida una suscripción desde el primer momento? Pues parece que sí, o al menos eso dicen los creadores de la nueva red social Vero. Un pomposo nombre que se traduce, ni más ni menos, como “verdad”. Porque eso es lo que promete esta nueva plataforma, una experiencia real.

¿Qué es Vero y por qué se ha hablado tanto de esta nueva red social? Primero de todo, hemos de recordar que, pese al revuelo, es común que aparezcan nuevas plataformas –¿alguien se acuerda de Peach?– y que en poco tiempo caigan en el olvido. No todo el mundo tiene la fuerza de Google para mantener algo como Plus pese a ser casi un desierto.

Vero promete algo nuevo y que es incluso de agradecer: el usuario deja de ser el producto para ser el centro de todo. Porque, si bien otras plataformas dicen que son gratis, la verdad es que al final la factura se paga de manera indirecta cuando se ofrecen nuestros datos a anunciantes. En cambio, Vero quiere centrarse en los usuarios:

  1. En Vero se promete que tus datos no se entregarán a nadie. Y no habrá publicidad. Los contenidos serán -o eso prometen- los que interesen al usuario.
  2. No utilizará algoritmos, por lo que el contenido dicen que se presentará de forma homogénea y sin priorizar unos condicionantes u otros.
  3. No existirá el minado de datos.

Además de todo ello, la interfaz y el uso es una fusión entre Instagram y Facebook, ya que no pueden compartirse actualizaciones de estado, pero sí subir una foto, un vídeo o un enlace y escribir un texto junto a ello.

Y, bueno, muchos hablan ya del enorme éxito de la nueva red social Vero. En pocos días ha logrado pasar del millón de suscriptores y sus servidores no han dado abasto. Obviamente, tiene truco: el primer millón de suscriptores tenían garantizado el pase gratuito de por vida, algo demasiado jugoso para que los usuarios se lanzaran en masa por, quién sabe, si en el futuro Vero se convertía en la plataforma de moda.

De buenas a primeras, el proyecto es interesante. Y podría convertirse en una red social nicho. Ya se ha comentado que podría posicionarse en una posición similar a la de Pinterest, o convertirse en la red social de moda entre un público más exigente y muy cuidadoso con su privacidad. Ellos mismos critican el uso de las redes para lucimiento personal, ya que creen que una de las distorsiones de Internet es que los usuarios nos hemos convertido en productos para los anunciantes.

 

Luces y sombras en la nueva red social Vero

 

Vero se enfrenta no sólo a un mercado que puede catapultarte al éxito en cuestión de días y olvidarse de ti en semanas, sino a hacer frente a esa supuesta honestidad de la que hacen gala. Lo primero que se ha mirado con lupa es quién está detrás de esta nueva red social.

Uno de los cofundadores es Ayman Hariri, mulmillonario libanés e hijo de un ex Primer Ministro del país, cuya familia ha estado acusada en numerosos casos de corrupción desde los años 90. Y eso ha hecho saltar muchas alarmas. Los otros dos cofundadores son Motaz M. Nabulsi y Scott Birnbaum. Uno es un productor de cine y el otro tiene una organización sin ánimo de lucro.

Dicha cúpula directiva en Vero ha mostrado los contrastes de esta red social. No son los únicos.

Vero dice que no utilizará ningún algoritmo porque considera que es una forma de falsear la importancia de lo que ve el usuario. Pero, ¿cómo puede funcionar una red social sin algoritmo? Para tener un newsfeed es necesario un algoritmo, aunque sea uno muy básico que muestre todo lo que tus contactos publiquen, y eso sería demasiada información para manejar. Y, por otro lado, el minado de datos del que dicen prescindir es también imprescindible para ofrecer recomendaciones a los usuarios.

Son dudas que Vero tendrá que responder para mostrar esa supuesta honestidad. Igual que en relación a su promesa como protector de los datos de los usuarios, ya que sólo por ser una red social los datos personales no están del todo protegidos.

Ahora mismo, los servidores de Vero estan colapsados y la red social no puede utilizarse, un problema técnico que deberán solventar cuanto antes si no quieren caer pronto en el olvido. Lo que sí es cierto es que hay espacio para una nueva red social, ya que incluso Facebook está perdiendo usuarios.

No obstante, la irrupción de la nueva red social Vero pone de manifiesto algo importante: llega un momento en que los anunciantes van a estar más vigilados en las redes sociales. ¿Cómo afecta a las marcas? Básicamente, que en las futuras redes sociales quizás lo más importante sea tratar de mejorar tu imagen y de crear personalidad de marca sin algoritmos.



No Comments